Sanline | JW Winco Piezas Estándar

Las palancas y los elementos de funcionamiento pueden actuar como vehículo de muchos patógenos. Cada vez que se hace contacto con las manos, quedan bacterias y gérmenes en la superficie, en donde pueden proliferar sin control a lo largo del tiempo, como por ejemplo, entre dos ciclos de limpieza. Si una o más personas tocan luego la misma pieza, el crecimiento expandido de patógenos tiene la oportunidad de extenderse aún más.

Las piezas antibacterianas estándar de la familia de productos Sanline pueden evitar la propagación de bacterias y gérmenes en un elemento de funcionamiento, reducir activamente su expansión y evitar las enfermedades bacterianas que de otro modo podrían producirse.

En la familia de productos Sanline es posible encontrar dos principios activos diferentes: Piezas estándar de plástico con aditivos a base de iones de plata y partes estándar de metal con un revestimiento en polvo con base de molibdato de zinc. Ambos principios destruyen las paredes celulares de los microorganismos y esto causa su muerte. La efectividad antibacteriana dura largo tiempo, incluso después de ciclos de limpieza frecuentes, y es absolutamente segura para el usuario.

Con sus propiedades antibacterianas, los elementos de funcionamiento Sanline están destinados a áreas con altos requerimientos de higiene. Esto incluye consultorios médicos, hospitales, centros de rehabilitación y cuidados así como comedores, plantas de procesamiento de alimentos y operaciones agrícolas con ganado. Los productos Sanline también reducen el riesgo de infección en lugares en donde muchas personas diferentes entran en contacto con jaladeras y elementos de funcionamiento, como en estadios y salas de conciertos, parques de diversiones y centros de bienestar así como en el transporte público.

 


Diferencias de funcionamiento

Plástico con iones de plata

Los plásticos fabricados con iones de plata inhiben el asentamiento y proliferación de bacterias y gérmenes en la superficie. El efecto se basa en un principio natural y sigue siendo eficaz a lo largo del tiempo.
Los iones de plata (Ag⁺) se esparcen desde la superficie y se unen a las paredes celulares del microorganismo. Después de un breve tiempo, los iones de plata atraviesan la pared celular del microorganismo y destruyen la actividad enzimática dentro de la célula. Al atacar el material genético del microorganismo se impide su división celular y finalmente el germen muere.
Aún después de la limpieza repetida con jabón o disolventes, el efecto antimicrobiano de este aditivo no disminuirá. El efecto perdura incluso a temperaturas de esterilización de hasta 266 °F (130 °C).

Revestimiento de polvo con molibdato de zinc

Los revestimientos de polvo con un aditivo a base de molibdato de zinc tienen un poderoso efecto antibacteriano. El revestimiento imita la capa protectora ácida natural de la piel humana. Las glándulas de la piel producen ácidos que bajan el pH y forman una capa de protección ácida para el cuerpo, que hace que los patógenos en la piel sean inofensivos.
En el caso del molibdato de zinc, es posible recrear este principio por medios técnicos: En la superficie del revestimiento, las partículas de óxido reaccionan químicamente con la humedad del aire y forman un grupo ácido, lo que reduce el pH. Los iones de oxonio (H3O+) resultantes destruyen las paredes celulares de las bacterias mediante protólisis.
Este proceso garantiza una reducción constante de los organismos mediante la reducción de su crecimiento y la interrupción de su capacidad de asentarse en las superficies.


Pruebas de laboratorio

Las piezas estándar de Sanline han sido probadas con éxito según la norma ISO 22196:2011-08 "Plásticos - Medición de actividad antibacteriana en plásticos y otras superficies no porosas".
El efecto antibacteriano fue demostrado en los siguientes microorganismos de prueba:

 

Silver ions

Bacteria:

Staphylococcus aureus ATCC® 25923™
Escherichia coli ATCC® 25922™
Klebsiella pneumoniae ATCC® 13883™
Pseudomonas aeruginosa ATCC® 27853™
Fungus:

Candida albicans ATCC® 10231™

Iones de plata

Bacterias:

  • Staphylococcus aureus ATCC® 25923™
  • Escherichia coli ATCC® 25922™
  • Klebsiella pneumoniae ATCC® 13883™
  • Pseudomonas aeruginosa ATCC® 27853™
  • Hongos:
  • Candida albicans ATCC® 10231™

La prueba y la confirmación fueron realizadas por el laboratorio de análisis acreditado CSI S.p.A.

 

La prueba y la confirmación fueron realizadas por el laboratorio de análisis acreditado Institut Hohenstein.

 

El principio activo reduce de manera demostrable el crecimiento de bacterias en un periodo de 24 horas, de manera que la superficie contaminada básicamente tenga menos del 0.2 % de la cantidad original de microorganismos.

 

Pieza estándar típica
Proliferación de microorganismos en un periodo de 24 horas

 

Pieza estándar Sanline
Reducción de microorganismos en un periodo de 24 horas

 


Familia de productos Sanline

Servicio de Winco

Nuestro equipo de servicio está disponible de lunes a viernes, entre las 7:30 a.m. – 5:00 p.m. hora central

Solicite que le devuelvan la llamada
Su contacto

¿Está buscando un Winco distribuidor en su zona? Seleccione un páis.